Alimentación complementaria en bebes


¿Qué es la alimentación complementaria?

El termino alimentación complementaria es la introducción de alimentos diferentes a la leche materna o de la leche infantil maternizada, ya sean líquidos, semilíquidos o sólidos.
 

¿Cuándo debe introducirse la alimentación complementaria?

Estos alimentos se podrán ir introduciendo poco a poco, a medida que las funciones renal y gastrointestinal vayan madurando lo suficiente para empezar a metabolizar los nutrientes nuevos. Esta introducción debe ser progresiva, para ir detectando las posibles alergias alimentarías y facilitar su aceptación por parte del lactante.

Estos alimentos se han de ir sustituyendo gradualmente. Así, de una a una, las tomas de leche que recibe el lactante, se sustituirán por los distintos componentes de la alimentación complementaria (papilla de cereales, fruta, puré de verdura...).
 

¿Cuáles son los primeros alimentos que se introducen?

Cereales

Es el primer alimento distinto a la leche que se introduce junto con las frutas. Los cereales se introducen en el biberón con la leche o en forma de papilla.
Son una fuente importante de hidratos de carbono, por su alto contenido en carbohidratos complejos, ya que aportan una gran cantidad de energía.

A partir de 4º-5º mes puede añadirse al biberón cereales o galletitas sin gluten.
Entre los 6-8 meses el pediatra recomendará introducir cereales con gluten.

Frutas

Pueden tomarse a partir del 5º mes, sustituyendo la toma de leche de la merienda por una papilla o tarrito de frutas naturales (pera, plátano, manzana, naranja).

Deben introducirse una a una para comprobar la tolerancia.

Verduras

A partir del 6º mes las podemos ir introduciendo por medio de purés de patatas con verduras como (zanahorias, judías verdes, calabacín, puerros, apio).

Introducir gradualmente todas las verduras a excepción de: col, coliflor, ajo, espárragos, espinacas, acelgas y remolacha.

Carnes

Se introducen a partir del 6º-8º mes empezando por el pollo o pavo y después con la ternera y carnes rojas.

Yogures

Es muy nutritivo y sano para los bebes, se recomienda a partir de los 6-8 meses pero en su composición tiene que aparecer la leche adaptada.

La alimentación de sólido en trocitos no se recomienda retrasarla más de los 9-10 meses ya que puede aumentar dificultades alimentarias posteriores y el rechazo de determinados alimentos.

Más información
Recomanacions per a l'alimentació en la primera infància (0 a 3 anys)
Alimentación complementaria (Sociedad Española de Pediatría)
Alimentación complementaria (Organización Mundial de la Salud OMS)

Categorias