Glucosa

La glucosa, molécula energética fundamental para nuestro cerebro, riñón y retina, y combustible básico de energía inmediata, también puede ser un problema si se acumula en exceso en la sangre.

En efecto, con la edad, el sobrepeso, la ausencia de ejercicio físico y una dieta demasiado rica en azúcares refinados, nuestro organismo tiene dificultades para que la glucosa sea utilizada como combustible por las células. Como consecuencia de ello, por un lado aumentan sus niveles en sangre, y por otro se convierte en triglicéridos que se acumulan en el tejido adiposo. Esta "intolerancia a la glucosa" viene causada por una resistencia de las células a la insulina, hormona cuya misión es facilitar la entrada de glucosa en las células del organismo.
Niveles de glucosa por encima de 125 mg/dl están muy relacionados con la aparición de enfermedad cardiovascular.

Categorias