Gripe y Homeopatía

¿Qué ventajas tiene tratar la gripe con homeopatía?

La Homeopatía es una terapia que potencia las funciones de defensa del organismo, y le confiere a este la ayuda necesaria para defenderse por sí mismo, respetando a la vez nuestro equilibrio. Cuanto antes se trate, más rápidamente se recuperará, sin alteración de otras funciones del organismo.

En los medicamentos homeopáticos no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma, y pueden tomarlos todos los miembros de la familia, adultos y niños, susceptibles de contraer estas afecciones víricas.

Los medicamentos homeopáticos están adaptados para el cuidado del estado gripal en la embarazada, con el consejo de un médico y si no se especifica lo contario en el prospecto.

Una rápida recuperación

En la terapéutica farmacológica, los medicamentos sobrecargan hígado y riñón, haciendo que en muchas ocasiones finalicemos el tratamiento con una gran sensación de fatiga. En el caso de la Homeopatía, al estimularse el sistema inmunológico, puede darse el caso de que acabemos el tratamiento en un estado físico mucho mejor que antes de enfermar.
 

Medicamentos homeopáticos para el tratamiento de la gripe

Son muchos los remedios homeopáticos que pueden utilizarse para el tratamiento de la gripe: Ferrum phosphoricum, Gelsemium, Eupatorium perfoliatum, Bryonia, Belladona, Aconitum, etc. Ello dependerá de los síntomas que el paciente presente en cada momento del proceso gripal.

Pero hay un remedio con propiedades antivirales, al que podemos considerar el antigripal homeopático por excelencia: Oscillococcinum.
 

Oscillococcinum actúa sobre tres fases diferentes del estado gripal

Oscillococcinum es el antigripal homeopático de referencia. Con Oscillococcinum podemos actuar de tres maneras diferentes sobre la enfermedad: prevención, tratamiento y evitando su propagación.

Prevención

Para protegernos durante el invierno. Si tenemos tendencia a caer enfermos durante todo el invierno, es el momento de ayudar a nuestro organismo a defenderse.

Tratamiento

Empezar ante los primeros síntomascuando nos sentimos como si estuviéramos «incubando» alguna enfermedad, es decir, cuando tenemos escalofríos, malestar general, dolor muscular, fiebre… En este momento podemos reducir el riesgo de caer enfermos y aumentar las posibilidades de recuperarnos antes.

Evitar el contagio

Para evitar el contagio de nuestro entorno, sobre todo si hay niños. Contribuiremos a reducir el riesgo de contagio en el seno de la familia.
 

¿Cómo hay que tomar Oscillococcinum?

En el siguiente cuadro se resumen las propiedades del Oscillococccinum y su posología y modo de administración.


 

Más información
¿Qué es la Homeopatía?
La posología homeopática: un gran misterio
Normas de administración de remedios homeopáticos

Categorias