Sales Bioquímicas de Schüssler


¿Qué son las Sales de Schüssler?

Las sales minerales son parte de nuestras células y son imprescindibles para su correcto funcionamiento. La falta de minerales en nuestro organismo provoca un funcionamiento incorrecto y una mala regulación de nuestro metabolismo.

Historia de las sales de Schüssler

El médico homeópata alemán Wilhelm Heinrich Schüssler pensó que muchas enfermedades y muchos de los desequilibrios que veía en la salud de sus pacientes, se debían a una mala alimentación o a una mala absorción y distribución de las sales en los tejidos.

Simplificando la Homeopatía

Así Schüssler, buscando un método más simple, más rápido y más fácil de aplicar que la Homeopatía, realizó estudios para saber qué sales minerales eran las más importantes para el organismo humano, e ideó e introdujo en 1870 un sistema de 12 sales a las que denominó “remedios funcionales” ya que con ellos podía regular una amplia variedad de trastornos del cuerpo humano, y actuar en la mayoría de los tejidos.

Componentes de las sales de Schüssler

Schüssler las denominó “sales bioquímicas” al ver que tenian propiedades tanto estructurales como reguladoras sobre el organismo humano. Y de hecho vemos que en su composición aparecen los oligoelementos principales o macroelementos estructurales esenciales para la vida: Ca, Cl, F, Fe, K, Mg, Na, P, S, Si (calcio, cloro, fluor, hierro, potasio, magnesio, sodio, fósforo, azufre, silicio).


 

Propiedades de las Sales de Schüssler

La originalidad y la característica principal de las sales de Schüssler no es su composición, ya que muchas de estas sales se hallan presentes en la dieta o en suplementos vitamínicos y minerales clásicos, sino que el principio activo en cuestión está diluído y dinamizado homeopáticamente.

Es decir, está “potenciado” según la nomenclatura homeopática. Son trituraciones homeopáticas con lactosa, hasta llegar a una dilución D6, potencia que Schüssler consideró idónea para ser absorbida a través de la membrana de nuestras células.
 

Capacidad estimulante y reguladora de las Sales de Schüssler

Capacidad de absorción y biodisponibilidad

Esta característica les confiere el poder de llegar en concentraciones adecuadas al tejido enfermo o al órgano dañado, regulando el metabolismo celular y estimulándolo hacia la curación.

Algo más que suplementos

Es por esto que las sales de Schüssler no son meramente suplementos de minerales administrados para compensar un déficit de los mismos, sino que al actuar como auténticos reguladores funcionales tienen la consideración de medicamentos y como tales sólo pueden ser adquiridos en las farmacias.

Sin peligro de sobredosificación

Tampoco actúan siguiendo la Ley de Similitud homeopática, puesto que no tienen una acción patogenética sobre el organismo. Es decir que si el cuerpo ya tiene suficiente cantidad de esa sal, simplemente la elimina por la orina, sin más. No hay toxicidad alguna por sobredosificación.

Las sales de Schüssler tienen funciones protectoras, estructurales, reguladoras y metabólicas.
 

Automedicación con Sales de Schüssler, una terapéutica segura y fácil de utilizar

Grandes remedios para el botiquín casero

Las sales de Schüssler son fáciles de usar, tienen una eficacia probada y carecen prácticamente de efectos secundarios, o del a veces indeseado, agravamiento pasajero homeopático. Estas características hacen de ellas un método ideal para la automedicación en diversas afecciones cotidianas frecuentes, con un gran potencial de curación sobre ellas.

Interesante papel como medicamentos preventivos

Tampoco hay que desdeñar su gran papel en la prevención de enfermedades, mejoría de la salud y del bienestar general que son capaces de proporcionar a la persona sana.

Automedicación segura durante todo el año

No es infrecuente en países como Alemania, con una cultura de prevención y autocuidado más arraigada que la nuestra, que las familias dispongan de un botiquín o “set” de Sales de Schüssler completo con los doce frascos, y que todos los miembros de la familia vayan tomando a diario su sal o sales, variando de sal en función de la época del año y de las caraterísticas o estado indivial de cada familiar.
 

¿Cómo se toman las Sales de Schüssler?

Posología

  • Los adultos deben tomar dos comprimidos tres veces al día. Al notar mejoría reducir la frecuencia a dos y luego a una toma diaria.
     
  • Los niños de 1 a 6 años pueden tomar 1 comprimidos dos veces al día.
     
  • Los niños de 6 a 12 años pueden tomar 1 comprimido tres veces al día.

Consejos de uso

Hay que dejar que los comprimidos se deshagan en la boca, preferiblemente bajo la lengua. De esta forma las sustancias penetran directamente en la mucosa bucal y son mejor absorbidas.

Su acción, al igual que en Homeopatía, es rápida en enfermedad aguda y más lenta en enfermedad crónica. En ésta última se dice que la terapia curativa, necesita un mes de acción o tratamiento, por cada año que la enfermedad ha estado instaurada en el pasado.
 

Más información
Las 12 Sales de Schüssler, Indicaciones principales
Salud en invierno con sales de Schüssler
 

Categorias