Omega 3: beneficios para la salud

¿Qué son los Omega 3?

Los Omega 3 son ácidos grasos insaturados, que nuestro organismo no es capaz de fabricar, pero que los necesita para realizar una serie de funciones que, al igual que en el caso de las vitaminas, son imprescindibles para nuestra salud.

Como nuestro cuerpo no puede fabricarlos, se les ha denominado "acidos grasos esenciales", por lo que es básico tener una dieta equilibrada, que nos aporte una cantidad suficiente de Omega 3 para el mantenimiento de una salud correcta.


Estructura química de los principales ácidos Omega 3. El ALA es el que se halla en mayor proporción en las semillas vegetales. En el organismo se convierte en EPA y DHA.
 

¿Para qué sirven los Omega 3?

(1).- Ayudan a prevenir los ataques cardíacos y ​la enfermedad cardiovascular en general

La enfermedad cardiovascular ya es la primera causa de muerte en España. Y aquí es donde actúan los Omega 3, uno de cuyos principales beneficios es la disminución, hasta un 18%, del riesgo de enfermedad cardiovascular, especialmente en las personas con unos niveles altos de triglicéridos o de LDL-colesterol. Se recomienda en estos casos la toma de suplementos de 1 g de Omega 3.

Personas con un infarto previo

Los beneficios más elevados son para aquellas personas que ya padecen una enfermedad cardiovascular. Concretamente en las personas que han sobrevivido a un infarto agudo de miocardio, la toma de 1 g de Omega 3, durante seis meses, ayudó a reducir las cicatrices, mejorar la función cardíaca y a reducir los biomarcadores de inflamación.

Personas sanas

En cuanto a la gente sana, se ha visto que el 85% de la población, aún tomando una dieta equilibrada,  tiene un aporte bajo de Omega 3, que en la mayoría de los casos no llega a los 0,5 g diarios. Por ello es recomendable aconsejar el incremento de la ingesta de pescado, frutos secos y aceite de oliva virgen. Cuando ello no sea posible pueden tomarse suplementos con aceites esenciales Omega 3.

¿Interaccionan los Omega 3 con otros fármacos para el corazón?

En ningún caso está contraindicada la toma de suplementos de Omega 3 conjuntamente con otros fármacos cardiovasculares, como las estatinas o los antihipertensivos, pues los Omega 3 aumentan la flexibilidad de las grandes y pequeñas arterias, disminuyendo la presión arterial, los triglicéridos y la apolipoproteína B (componente principal del LDL-colesterol, que tiene una especial implicación en la aparición de enfermedad cardiovascular).

Los Omega 3 disminuyen también la formación de placas de ateroma en el interior de las arterias (obstrucción arterial), así como el riesgo de arritmias.

Omega 3 y coagulación sanguínea

Se ha dicho que los Omega 3 disminuyen la coagulación sanguínea, y si bien ello es cierto, este hecho no supone un problema real mientras tomemos dosis inferiores a los 5 g diarios. Recordemos que la dosis diaria recomendada de Omega 3 es de 1 g al día.

La única contraindicación de los suplementos de Omega 3, sería para las personas que están tomando anticoagulantes como el SintromR, el Acido acetilsalicílico o la Warfarina.

Obesidad, Diabetes, Síndrome metabólico

Se ha visto en diversos ensayos científicos, que los Omega 3 tienen la capacidad de activar la termogénesis (combustión de grasas) en el tejido adiposo marrón (grasa parda). La grasa parda es un tipo especial de grasa, de color más oscuro, con una gran concentración de mitocondrias, la función de las cuales es quemar energía para elevar la temperatura del cuerpo cuando hace frío.

Ello podría ser la base de nuevas aplicaciones de estos productos en el tratamiento de la obesidad y sus enfermedades asociadas (diabetes, enfermedad cardiovascular...)

(2).- Alivian el dolor y la inflamación

Los Omega 3 son ácidos grasos insaturados con propiedades antiinflamatorias muy poderosas, ya que tienen la capacidad de regular el ciclo de la inflamación en nuestro cuerpo. Esto es importante porque previene y también alivia, las enfermedades autoinmunes inflamatorias, como la artritis reumatoide y el asma.

Otras enfermedades, que al igual que la artritis y el asma, tienen un origen inmunológico e inflamatorio pueden beneficiarse de un aporte suplementario de Omega 3 son la diabetes, la psoriasis y la enfermedad de Crohn (enfermedad inflamatoria intestinal en general).


(3).- Mejora de la destreza mental y prevención de las demencias

En personas adultas, ayudan a conservar la memoria, mejoran la concentración en el trabajo y la comprensión de conceptos difíciles.

De igual forma, mejora el rendimiento intelectual en los niños, cuyo adecuado desarrollo cerebral está intrínsecamente vinculado con los Omega 3, los cuales representan una tercera parte de nuestro cerebro.

Finalmente, parece claro que el Ácido docosahexanoico (DHA), un tipo de ácido Omega 3, limita la producción de los depósitos de sustancia amiloide -un péptido- en el cerebro, causa directa de la aparición de demencias como el Alzheimer.

En relación a ello, diversos estudios han constatado la menor incidencia de demencias y enfermedades degenerativas del sistema nervioso central, entre las personas consumidoras de mayores cantidades de pescado en su dieta.


(4).- Estados depresivos y mejora de la salud mental

Los Omega 3 no sólo ayudan a la inteligencia, sino que también pueden aliviar ciertas condiciones de salud mental. Los niveles bajos de DHA, uno de los dos ácidos grasos Omega 3 más importante, ha sido vinculado con una tasa de mayor incidencia de depresión. 

No es extraño pues, que un porcentaje cada vez mayor de psiquiatras recomienden suplementos de Omega 3 a sus pacientes con depresión.
 

(5).- Reducción del riesgo de desarrollar un trastorno del sistema nervioso en la infancia

Los niños cuyas madres han consumido muchos alimentos con Omega 3 o algún suplemento durante el embarazo, tienen menores probabilidades de desarrollar Trastorno de Déficit de Atención (TDA).


(6).- Mejoran la salud de la piel

Los Omega 3 son componentes fundamentales de las membranas de las células, a las que confieren una mayor permeabilidad y flexibilidad. Ya hemos visto la importancia de este hecho para nuestras arterias y articulaciones, pero también es algo fundamental para el mantenimiento de una piel sana, hidratada y con menos arrugas.


(7).- Previenen el cáncer

Según diversas investigaciones, los Omega 3 ayudan a prevenir cánceres, como el de próstata, mama y cáncer de colon, entre otros.
 

Más información
Productos que contienen Omega 3

Categorias