×

“Día Europeo para el uso prudente de los antibióticos”

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), coordina y promociona este día para dar a conocer la amenaza que supone hacer un uso incorrecto de los antibióticos. La resistencia a los antibióticos es un problema de salud pública que pone en riesgo a aquellos pacientes que necesitan o van a necesitar los antibióticos en situaciones críticas para su salud.

De hecho, los datos más recientes confirman que el número de pacientes infectados por bacterias resistentes está aumentando de forma alarmante en la Unión Europea, y en concreto en nuestro país.

Adjuntamos información elaborada por Farmacia Germana referente a este tema:

USO RACIONAL DE LOS ANTIBIÓTICOS

 ¿QUÉ ES UN ANTIBIÓTICO?

Es una sustancia que es capaz –administrada por vía interna- de destruir o inhibir el crecimiento de microorganismos patógenos que causan infección en el organismo.

¿CUÁNDO HAY QUE TOMAR UN ANTIBIÓTICO?

Cuando nos lo prescriba un médico, después de la pertinente visita y exploración y diagnóstico. Posteriormente hay que aislar la bacteria patógena en un cultivo y realizar un antibiograma para ver a que antibióticos es sensible.

¿POR QUÉ NOS AUTOMEDICAMOS CON ANTIBIÓTICOS?

Seguramente porque tenemos el recuerdo de que "nos fue bien" en una ocasión anterior en que nos fue recetado. Y además porque "no nos hizo daño". Realmente los antibióticos objeto de automedicación son fármacos seguros, por lo cual creemos poder decidir por el médico en determinadas situaciones (infección urinaria, faringitis, otitis, bronquitis…) que muchas veces son autolimitadas o de origen vírico y no requieren antibióticos para su curación.

¿POR QUÉ EL FARMACÉUTICO SUMiNISTRA ANTIBIÓTICOS SIN RECETA MÉDICA?

La única respuesta es por dejación de funciones. El farmacéutico sabe que sólo si hay un cultivo bacteriano de un exudado del paciente y un antibiograma posterior del mismo cultivo, se tendrá la certeza absoluta de que

1º- ERA NECESARIO UN ANTIBIÓTICO (cultivo positivo).

2º- EL ANTIBIÓTICO ELEGIDO ERA EL CORRECTO (antibiograma).

Sólo el médico está capacitado por conocimientos y por la legislación a prescribir antibióticos. Cuando un farmacéutico dispensa un antibiótico sin receta está incumpliendo sus funciones, y cometiendo una falta tipificada en la Ley del medicamento como grave.

¿POR QUÉ NO DEBEMOS AUTOMEDICARNOS CON ANTIBIÓTICOS?

  • En primer lugar podría no ser necesario e incluso contraproducente puesto que la mayoría de infecciones que requieren antibiótico son motivo de ingreso hospitalario.
  • La mayoría de infecciones que no requiere ingreso hospitalario se curan solas.
  • Los antibióticos tienen efectos secundarios que el usuario generalmente desconoce (alergia, diarrea, naúseas, vómitos, fotosensibilización…)
  • Los antibióticos están contraindicados en ciertas ocasiones (alergias a los mismos, embarazo, lactancia, niños y adolescentes, personas con insuficiencia hepática o renal…)
  • Los antibióticos interaccionan en ocasiones con otros fármacos que podamos estar tomando (anticonceptivos orales, antiácidos, antihistamínicos, antieméticos, antiepilépticos, hipolipemiantes (estatinas)). De hecho hay algunas interacciones frecuentes y potencialmente muy graves (digoxina, anticoagulantes, ergotamina…)                                                              
  •  En segundo lugar por la aparición de resistencias bacterianas que convierte el mal uso de los antibióticos, en un auténtico problema de salud pública.
  • Es un problema que al usuario le "queda lejos", pero que en realidad es un auténtico "problema de conciencia social" –como la eliminación selectiva de residuos u otros problemas ecológicos-.
  • Los antibióticos pueden no perjudicar a corto plazo a quién los utiliza sin necesidad, pero se está fomentando la aparición de resistencias bacterianas en la comunidad. Podríamos recordar aquí el problema de las infecciones nosocomiales en los hospitales, causadas por bacterias cada vez más resistentes a los antibióticos y que acaban con la vida de muchos enfermos ingresados que las padecen. Algo parecido ocurre a nivel de la comunidad (en la calle) que utiliza mal los antibióticos. Aparecen cepas bacterianas que son resistentes a los antibióticos más comunes, y que sólo son sensibles a antibióticos cada vez más potentes, más selectivos, más caros y en ocasiones más tóxicos para el enfermo. A medio y largo plazo podríamos carecer de antibióticos con los que tratar determinadas infecciones, y el mismo usuario que se había automedicado podría ver como el problema le perjudicaba a él mismo o a un familiar suyo.

Categorias